Un año para reflexionar y ser cautos

BSR Valladolid:.

El pasado año ya resultó un reto muy complicado, en el que se decidió tirar hacia delante y participar en Europa, pero las sedes en las que el Fundación Grupo Norte tuvo que jugar la competición continental -Cerdeña y Turquía- dejaron claro que no es posible arriesgarse en unos tiempos en los que la economía es fundamental para la supervivencia de los clubes.

 

Este fin de semana, en el que hay parón liguero, los vallisoletanos deberían haber disputado una nueva edición de la Copa de Europa, pero a comienzos de temporada, y viendo lo que había supuesto para las arcas del club la participación de la anterior, se decidió no tomar parte en la misma, lo que fue entendido a la perfección por la Federación Europea de Baloncesto en Silla de Ruedas.

Cuando se depende de uno mismo para sufragar los gastos, además en un club modesto como el BSR Valladolid, hay que analizar todas las variables, y al final hay que tomar decisiones que, aunque son dolorosas, desde el punto de vista deportivo, también son necesarias, y por ello José Antonio de Castro, junto al resto de la directiva de la entidad, optó por quedarse en Valladolid y evitar así un exceso de gastos.

Se intentó mantener esa presencia de la mejor manera posible, tratando de que Valladolid se convirtiera en sede de alguna de las competiciones continentales, pero había ya demasiados escenarios españoles esta temporada y no se lo concedieron, por lo que, sin saber dónde podían acabar jugando, la mejor opción era tener los pies en la tierra y esperar tiempos mejores.

Los vallisoletanos ocupan el duodécimo puesto en el ránking europeo, fruto de todo lo logrado a lo largo de su historia, con un título de la Copa de Europa Willi Brinkmann, dos subcampeonatos en la misma, un cuarto puesto en la Champions Cup, la máxima competición continental, y multitud de participaciones en las respectivas fases finales, que les hacen sentirse “orgullosos” de su esfuerzo.

“Hemos llevado el nombre de Valladolid por toda Europa, y haciendo un gran papel en la mayoría de los casos, pero lo importante es mantener la estabilidad del club y, por tanto, no podíamos arriesgarnos a competir y tener que pagar un dineral en los desplazamientos”, ha advertido De Castro, quien confía en que la situación mejore, económicamente hablando, y el próximo año el equipo pueda volver a demostrar su calidad en el Viejo Continente.

Nos gustaría colocar cookies en su ordenador para ayudarnos a hacer este sitio web mejor. Para obtener más información sobre las cookies, consulte nuestra política de privacidad. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information