El Ilunion se queda a sólo un triple de ganar su cuarta Champions

FEDDF:.

El equipo español del Ilunion volvió a proclamarse este sábado subcampeón de la Champions League de baloncesto en silla de ruedas al perder la final contra el Thuringia Bulls (Alemania) por un ajustado 69-71 y tras estar muy cerca de remontar 15 puntos de desventaja en el último cuarto, con lo que se quedó a sólo un triple de ganar su cuarto título.

 

Se trata de la séptima vez que los madrileños logran el segundo puesto en la competición europea más prestigiosa de este deporte en la final más emocionante desde hace muchos años.

Para encontrar otra con tanta igualdad hay que remontarse a la celebrada en Manchester (Reino Unido) en 2003, cuando el Santa Lucía (Italia) venció precisamente al Ilunion por 70-73.

El Ilunion agranda así su palmarés en la Champions League, ya que ha acabado 19 veces entre los cuatro mejores: campeón en 1997, 2016 y 2017; subcampeón en 1996, 1998, 2003, 2014, 2015, 2018 y 2019; tercero en 1995, 1999, 2004 y 2013, y cuarto en 2001, 2002, 2006, 2011 y 2012.

El Thuringia Bulls retiene el título europeo conseguido el año pasado en una final ganada al equipo madrileño en Hamburgo (Alemania).

El partido decisivo de la Final Four de la Champions League de este año, disputado en el Aqua Zdrój de la localidad de Walbrzych (suroeste de Polonia), donde se jugará este verano el Europeo Masculino de selecciones nacionales, fue un duelo digno de recuerdo y para enmarcar, con dos equipos que exprimieron todo su potencial sobre la pista. Al final, el Ilunion se quedó a sólo un triple de conseguir su cuarto entorchado.

El equipo español, arropado desde la grada por una treintena de aficionados, aprendió la lección del año pasado, cuando fue arrollado por el conjunto alemán en la final de la Champions (39-74).

Anteriormente, el Ilunion derrotó al Thuringia Bulls en las semifinales de la Final Four celebrada en Adeje (Tenerife), por 92-64, y en la liguilla de la fase final de la Champions disputada en Giulianova (Italia) en 2015, por 78-73.

WILLIAMS, LA CLAVE

Una de las claves del encuentro estuvo en los seis primeros minutos del tercer cuarto. Al descanso, el Ilunion vencía por 34-31, pero el Thuringia Bulls endosó un parcial de 2-20 gracias a la actuación estelar de Jake Williams, autor en esos momentos de 14 puntos repartidos entre cuatro triples (algunos de ellos estratosféricos desde ocho metros) y una canasta que dejaron tocado al conjunto entrenado por Miguel Vaquero, que se vio obligado a pedir un tiempo muerto para frenar el vendaval ofensivo del jugador estadounidense. Entonces, el marcador reflejaba 36-51.

Hasta el descanso, el Ilunion jugó mejor que el Thuringia Bulls y logró una ventaja máxima de seis puntos. Lo más importante hasta entonces era espantar el fantasma de la dura derrota de la final del año pasado.

Con mucha tensión sobre la cancha, los dos equipos se retaron con sus mejores versiones. En la escuadra española tenían aprendido que el partido se ganaría desde la defensa para frenar el juego virtuoso y endiablado de los teutones y en ese papel el pívo colombiano Rodney Hawkins desempeó un buen papel, como el ala-pívot británico Terry Bywater en el aspecto ofensivo.

Después del intermedio, Williams se erigió en el héroe del encuentro con cuatro triples consecutivos y casi rompió el partido. Un Ilunion contra las cuerdas se vio obligado a remar a contrarroriente para cerrar la herida que el alero estadounidense había abierto en el marcador (36-51).

Además, el Thuringia Bulls quería matar el partido en ese momento y sus jugadores cometieron varios fallos por juego precipitado. Aún así, el tercer cuarto acabó con una desventaja de 15 puntos para el Ilunion (42-57). Bywater, que anotó 20 puntos hasta el descanso, se quedó en ese periodo sin encestar, mientras que Williams llevaba ya 33 tantos.

Con paciencia, el Ilunion se fue acercando poco a poco para lograr una remontada casi imposible. El partido subió de revoluciones. Hawkins se hizo poderoso bajo los aros, Bywater recuperó el acierto anotador, los hermanos Pablo y Alejandro Zarzuela también asumían la responsabilidad, y Sara Revuelta trabajaba sin descanso en los bloqueos.

La diferencia se estrechó a sólo dos puntos a cuantro minutos para el bocinazo definitivo (59-61), con lo que el partido entró en una nueva dimensión. Williams despertó para mantener a flote a los suyos y un triple de Bywater desde ocho metros mantuvo la emoción hasta el final, con 64-67 a poco menos de un minuto para la conclusión.

Hubo varias alternativas en uno y otro lado de la cancha hasta que el partido se selló con un lejano triple de Bwyater sobre la bocina. El marcador se quedó en 69-71 después de 40 minutos de intenso baloncesto en silla de ruedas.

Bywater (32 puntos), Hawkins (15 puntos y 15 rebotes) y Alejandro Zarzuela (10 puntos y 6 rebotes) destacaron en el Ilunion, al igual que Williams (37 puntos y 5 asistencias), Halouski (13 puntos y 11 rebotes) y Scott (10 puntos y 8 rebotes) en el Thuringia Bulls.

En la ceremonia de entrega de trofeos se reconoció a los cinco jugadores del quinteto ideal de la Final Four de la Champions League: Bill Latham (Ilunion); Jitske Visser, Jake Williams y Matt Scott (Thuringia Bulls), y Thomas Böhme (Lahn-Dill).

Nos gustaría colocar cookies en su ordenador para ayudarnos a hacer este sitio web mejor. Para obtener más información sobre las cookies, consulte nuestra política de privacidad. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information