Sufridísima victoria

BSR Valladolid:.

El Fundación Aliados consiguió, con mucho sufrimiento, llevarse la victoria ante el Zuzenak de Vitoria, un rival que plantó una seria batalla desde el primer minuto, y que no bajó los brazos, aprovechando los momentos de relajación de los vallisoletanos para meter presión y tratar de pescar en río revuelto, lo que no pudieron lograr, ya que los locales supieron conservar la calma para amarrar el triunfo.

 

A los de José Antonio de Castro les costó entrar en el partido y, en el plano defensivo, mostraron muy poca consistencia en toda la primera mitad, lo que permitió a los vascos adquirir confianza en ataque, sobre todo, gracias al trabajo de Rubén Viso, que se hizo dueño y señor de la cancha vallisoletana y a la calidad de José Leep. Del 14-14 con el que finalizó el primer cuarto, se pasó al 29-32 al llegar al descanso, lo que dejaba constancia de la falta de presión defensiva del cuadro morado y de sus pocas ideas ofensivas.

Ya tras la reanudación, la imagen del cuadro local cambió, y la clara mejoría en su área se tradujo en más canastas de contraataque y más tranquilidad en las fases estáticas, con una destacada actuación de Hadiazhar y de Adrián Pérez quien, a pesar de haber regresado esta misma semana a los entrenamientos, fue determinante para aportar seguridad a su equipo.

El exceso de confianza estuvo a punto de pasar factura al Fundación Aliados, que dejó arrastrarse por su renta de doce puntos para acabar sufriendo de cara a sumar la victoria, ya que el Zuzenak nunca dio el encuentro por perdido, hasta el pitido final.

Nos gustaría colocar cookies en su ordenador para ayudarnos a hacer este sitio web mejor. Para obtener más información sobre las cookies, consulte nuestra política de privacidad. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information