Derrota pero con buenas sensaciones

BSR Valladolid:.

El Fundación Aliados no pudo lograr la victoria ante el Ilunion, pero el balance del partido es positivo, ya que se desplegó un buen juego, con una seria defensa y un ataque organizado, y se compitió hasta el final, pero no fue perfecto, como lo requería la talla del rival y, por tanto, fueron los pequeños detalles los que impidieron dar la sorpresa en la cancha madrileña.

 

El conjunto local salió dispuesto a romper el choque por la vía rápida, y supo hacer valer la calidad de jugadores como Latham o Warburton para tomar la iniciativa en el marcador, a pesar de que los vallisoletanos no realizaron una mala defensa, y llegar al final del primer cuarto con ocho puntos de ventaja (26-18).

Los vallisoletanos no se achicaron ni perdieron el rumbo, que marcó bien Ruggeri al frente del equipo, en el que debutó el iraní Vahid Saadpoormaghadam, dejando una gran impresión, y a través de una seria defensa y de un gran trabajo en el plano ofensivo, en bloque, dieron la vuelta al marcador antes del descanso (39-42).

Pero cuando se tiene delante a un equipo tan potente como el Ilunion, si no se consigue estar al cien por cien, resulta complicado ganarle, y más cuando los madrileños saben que no pueden volver a fallar, con lo que estos desplegaron todas sus armas y aprovecharon el acierto en el tiro exterior para controlar el juego y amarrar el triunfo, ante un Fundación Aliados al que le faltó ese pequeño plus para haber dado la campanada.

Nos gustaría colocar cookies en su ordenador para ayudarnos a hacer este sitio web mejor. Para obtener más información sobre las cookies, consulte nuestra política de privacidad. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information