Servigest sabe sufrir para traerse la victoria de Sabadell

Servigest:.

Servigest consigue el primer objetivo marcado, que no era otro que irse a las vacaciones de Navidad manteniéndose imbatido en la liga. Cuando se retome la competición, el 12 de enero, se decidirá en el enfrentamiento directo entre los dos equipos que no conocen la derrota hasta ahora, Servigest y Las Rozas, quien se queda en solitario al frente de la clasificación.

 

Y se consiguió el objetivo pero no fue nada fácil traerse la victoria en este último partido del año. En el, probablemente, peor partido de la temporada de los burgaleses, estos tuvieron que encomendarse a lo que siempre les funciona, su defensa, para llevarse el partido. Tras la fulgurante primera canasta de Walter tras el salto inicial, en el Pavelló Nord de Sabadell se pudieron presenciar unos minutos plenos de desaciertos por ambos equipos, que ya presagiaban que no iba a ser un gran partido. Servigest llevaba la iniciativa, pero con ventajas escasas que los locales fueron capaces de enjugar, de modo que se pusieron por primera vez por delante al inicio del segundo cuarto, 11 a 9. Respondió el Servigest con solvencia y con un parcial de 0 a 7 se puso 11 a 16. En un minuto loco, tres canastas casi seguidas de los catalanes les ponían por delante de nuevo, pero un acierto de Manu a pocos segundos del intermedio dejaba el marcador 17 a 18 en el descanso.

A la vuelta de los vestuarios, de nuevo Global se pone por delante con una canasta de Lorenzo, aunque fue respondida por cuatro canastas de Piti que dieron la que fue la máxima diferencia a favor de los burgaleses de todo el partido, 19 a 26. De ahí al final del tercer cuarto los burgaleses daban la impresión de poder asegurarse el partido y se llegó al minuto treinta con el resultado de 27 a 32. Pero nada más lejos de la realidad, los locales se veían cerca y no querían dejar pasar la oportunidad ir a por la victoria. Y aunque a falta de siete minutos Servigest mantenía los cinco puntos a su favor, dos minutos más tarde el resultado ya era 36 a 37. Esa diferencia se repitió más adelante con el 38 a 39 y el 40 a 41, pero los burgaleses evitaron que los locales se pusieran por delante y jugaron mejor los últimos segundos hasta obtener la victoria.

Para Rodrigo Escudero ha sido un mal partido en el que su equipo, al menos, ha sido capaz de llevarse la victoria. “También tiene que haber partidos de estos, en los que estás muy desafortunado pero eres capaz de hacer las cosas necesarias para vencer. En este caso nos ha salvado, una vez más, nuestro despliegue defensivo”

Nos gustaría colocar cookies en su ordenador para ayudarnos a hacer este sitio web mejor. Para obtener más información sobre las cookies, consulte nuestra política de privacidad. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information