Derrota con notas positivas

CEM L´Hospitalet:.

El CEM L'Hospitalet inició este domingo su andadura en la Liga Nacional con un tropiezo por 30-44 en su pista frente al Sureste Gran Canaria, que hizo valer su veteranía y experiencia para marcar las diferencias en los momentos claves ante un CEM en construcción tras los cambios en la plantilla sufridos este pasado verano. Pese a la derrota, el encuentro dejó algunas notas positivas en el cuadro local, que no había tenido la posibilidad ni tan siquiera de disputar amistosos durante la pretemporada.

 

Las mejores sensaciones para el cuadro hospitalense fueron, sin duda, en el primer cuarto del encuentro, donde el equipo fue capaz de encontrar entradas cómodas a la zona en ataque y cuadrarlo correctamente con el balance defensivo. Esos primeros diez minutos fueron un toma y daca en el marcador que se saldaron con un 9-10 al término del primer cuarto.

Pero si el año pasado, el equipo sufría los reveses graves tras el descanso, en este primer partido de la temporada se avanzaron al segundo cuarto, cuando los hospitalenses fueron incapaces de encontrar posiciones cómodas de tiro y acabaron el cuarto con una sola canasta. Pese a que la defensa continuó manteniendo un nivel aceptable, el conjunto isleño logró ya llevarse una ventaja importante a la media parte con el 2-10 parcial que colocaba el 11-20 en el electrónico.

El intento de remontada tras el descanso se vio apagado por dos rápidas canastas canarias, aunque el CEM no perdió la cara en ningún momento y continuó trabajando para acortar diferencias, lo que se logró en algún momento puntual gracias a un par de rápidas contras que pillaron a contrapié al conjunto canario. Sin embargo, ello no fue óbice para que los amarillos también se impusiesen en ese tercer parcial por 9-14 y aumentasen su ventaja hasta los +14.

Finalmente, en el último cuarto, los canarios marcaron un ritmo más pausado que permitió al CEM mejorar las basculaciones en defensas, lo que unido a un mayor acierto en el ataque, mantuvo muy igualado ese último parcial que concluyó en empate a 10 para dejar el electrónico final en un 30-44 para los visitantes.

Al final, una derrota para el CEM esperada ante un rival fuerte y experimentado. Pese a ello, el equipo tuvo algunos momentos de buen juego y aplicó buena parte del trabajo llevado a cabo durante la pretemporada y que poco a poco debe comenzar a dar sus frutos. De momento, el próximo reto para los riberenses será de aúpa con la visita a la cancha del UNES Barça, el favorito del grupo, el próximo sábado 24 de noviembre a las 16.15.

Nos gustaría colocar cookies en su ordenador para ayudarnos a hacer este sitio web mejor. Para obtener más información sobre las cookies, consulte nuestra política de privacidad. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information