España termina en la séptima plaza

FEDDF:.
foto: Steffie Wunderl

La selección española femenina hizo historia este sábado al lograr en Hamburgo (Alemania) la séptima plaza del Mundial de Baloncesto en Silla de Ruedas, que es el mejor resultado histórico del equipo nacional y gracias a la victoria por 43-34 contra Francia, su bestia negra desde 2003 y que casi siempre había dejado a España fuera de otras citas mundialistas o de Juegos Paralímpicos.

 

El buen torneo realizado por España tuvo su guinda final al mejorar el octavo puesto del Mundial de Saint-Etienne'90 (entonces jugaron sólo ocho selecciones y no había cuartos de final, como ahora, con 12 equipos). La otra participación mundialista de las españolas antes de Hamburgo terminó con la décima posición en Stoke Mandeville'94.

El partido, celebrado en la cancha secundaria del Mundial, situada cerca del edel-optics.de Arena de Hamburgo, ponía en juego la séptima y la octava plaza del campeonato, pero realmente había un trasfondo mucho más importante entre dos selecciones hermanadas por el destino en los últimos 15 años y era el de dar un impulso hacia adelante en una rivalidad hispano-gala que parece ya eterna.

La hemeroteca refleja que España y Francia sólo se habían enfrentado anteriormente dos veces en campeonatos del mundo, que acabaron con victoria gala: 66-20 en Saint-Étienne'90 y 50-9 en Stoke Mandeville'94, y sólo una en Juegos Paralímpicos (15-42 en Barcelona'92, también con triunfo de las francesas).

La rivalidad entre ambos países vecinos comenzó a fraguarse en los Europeos tras el resurgir de la selección femenina española en 2003 tras seis años de ostracismo, con siete partidos ganados de Francia (50-36 en Hamburgo 2003, 51-24 en Villeneuve d'Ascq 2005, 24-52 en Stoke Mandeville 2009, 56-42 en Nazaret 2011, 43-56 en Fráncfort 2013, 39-51 en Worcester 2015 y 50-56 en Adeje 2017) y sólo uno de España (38-29 en Wetzlar 2007). Las dos selecciones se jugaban la mayoría de las veces la última plaza europea para Juegos Paralímpicos o Mundiales, que siempre recayó en Francia.

La primera vez en la historia que España derrotó a Francia que en la Copa del Mundo Paralímpico Visa disputada en Manchester (Reino Unido) en 2007, con un resultado de 39-29. Entonces, las españolas se alzaron con la medalla de plata de un torneo auspiciado por el Comité Paralímpico Internacional.

Sin embargo, el Europeo del año pasado ya marcó una señal porque la diferencia entre españolas y francesas fue más estrecha que nunca. Y el pasado mes de junio, España venció en un torneo amistoso en Lyon por 62-44, con lo que noqueó al equipo galo por primera vez tras 11 años de sinsabores y rabia contenida.

Además de terminar por delante de Francia en el Mundial de Hamburgo, la victoria de hoy supone que España se adelanta como cuarta selecciòn continental y el Europeo del próximo año pondrá en juego cuatro plazas para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

COMIENZO FULGURANTE

Al contrario de lo habitual, cuando Francía acostumbraba salir en tromba para administrar una ventaja inicial, esta vez España dominó desde el salto inicial y arrancó fulgurante con un parcial de 12-0 y por primera vez en Hamburgo jugó con el marcador siempre a favor, una muestra más de la escalada del baloncesto femenino español en este Mundial.

Vicky Alonso y Vicky Pérez se encargaban de masacrar el aro francés, mientras ellas y sus compañeras ataban en corto a las rivales en defensa hasta el punto de que sólo Marianne Buso mantenía con vida al combinado francés. Al final del primer cuarto, 18-10 favorable para España.

La intensidad en el juego bajó en el segundo cuarto y el seleccionador español, Abraham Carrión, comenzó a dosificar a sus jugadoras con cuentagotas. Una de las pívots francesas, Angélique Quemener-Pichon, fue eliminada a tres minutos del descanso por cometer una antideportiva y una técnica, lo que ayudaba a despejar el horizonte.

Tras el 25-16 del intermedio, el partido apenas ofrecía novedades y España alcanzó su máxima ventaja tras una canasta de Pérez a menos de cuatro minutos para que concluyera ese periodo (34-20), que lo hizo con 36-26.

El triunfo de España estaba más cerca y el sorpasso histórico se consumó con el definitivo 43-34. Todas las jugadoras españolas tuvieron minutos, salvo Sira Moros, lesionada en su hombro derecho.

Los componentes de la selección española se abrazaron y sonrieron en medio de la pista al concluir un Mundial de ensueño y terminar en la séptima posición, su mejor resultado histórico.

Vicky Alonso (18 puntos y 7 rebotes), Vicky Pérez (14 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias), Almudena Montiel (6 puntos y 6 asistencias), Sonia Ruiz (3 puntos y 4 asistencias) y Lucía Soria (2 puntos) encestaron en España, en tanto que en Francia decidieron mejor Marianne Buso (9 puntos y 9 rebotes), Solenn Thieurmel (8 puntos y 6 rebotes).

"BROCHE PERFECTO"

El seleccionador español, Abraham Carrión, señaló a feddf.es que el partido fue "tremendamente importante por muchas razones".

"La primera, porque estábamos convencidas de que nos merecíamos terminar ganando en el Mundial. En segundo lugar, por acabar de la mejor manera posible siendo séptimas del mundo en nuestra primera participación en un Mundial para nosotras y con el grupo tan duro que nos había tocado. Y tercero, porque Francia era nuestro rival directo en los últimos Europeos y siempre nos habían ganado en competición oficial. Ya las habíamos ganado este verano, pero queríamos demostrarnos a nosotras mismas que con la presión de una competición oficial también éramos capaces de ser superiores a ellas".

Por tanto, Carrión indicó que el encuentro ha sido "el broche perfecto en un torneo muy bueno y muy completo que lo único que nos invita es a seguir soñando y a trabajar más para el Europeo del año que viene".

Por su parte, Sonia Ruiz, una de las capitanas de la selección española femenina, comentó a feddf.es que el equipo salió "desde el inicio marcando la intensidad defensiva y queriendo enseñar a Francia que somos mejores que ellas".

"Esta vez nos encontramos cómodas en defensa y en la captura de rebotes, lo que nos permitía atacar rápido y en superioridad. Todas las jugadoras hemos tenido minutos y disfrutado de la conquista de la séptima posición que sabe a gloria. Estamos satisfechas con el trabajo que hemos hecho", apuntó.

Sara Revuelta, la otra capitana del equipo, indicó a feddf.es que España logró comenzar el encuentro "muy fuerte, con una defensa que no se hundía, lo que nos ha permitido hacer un 12-0 en los primeros minutos".

"La defensa fuerte ha conseguido que luego pudiésemos correr en transiciones y llegar con buenas posiciones de tiro y con mucha confianza de cara a aro", dijo.

Revuelta añadió que, "a pesar de que ellas han seguido remando y no se han rendido en ningun momento, al final nosotras hemos remado aun mas y eso nos ha mantenido a flote durante el resto del encuentro, consiguiendo al final la victoria". " Ahora toca disfrutar de nuestro séptimo puesto en nuestro primer Mundial desde hace 24 años", recalcó.

Nos gustaría colocar cookies en su ordenador para ayudarnos a hacer este sitio web mejor. Para obtener más información sobre las cookies, consulte nuestra política de privacidad. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information