España se da un festín ante Rusia

FEDDF:

La selección española apabulló este domingo a Rusia en su segundo partido del Europeo de Baloncesto en Silla de Ruedas al ganar por 35-101 en lo que fue la victoria más contundente de España contra cualquier rival en un campeonato continental desde 1999. Esos 66 puntos de ventaja suponen la mayor renta conseguida por España desde el Europeo de Roermond 1999, cuando ganó a Suiza por 92-23.

 

Como anécdota, uno de sus mejores clubes es el Nevskiy Alyans, de San Petersburgo, que se ha reforzado para la próxima temporada fichando a Jesús Romero, quien jugó 124 partidos con la selección española desde el Europeo de Nazaret 2011 hasta el Mundial de Hamburgo 2018, periodo en el que contribuyó a la medalla de plata de los Juegos Paralímpicos de Río 2016 y las de bronce de los Europeos de Nazaret 2011 y Fráncfort 2013.

PRIMERA PARTE

Rusia era teoricamente el rival más débil de la liguilla del Europeo y su objetivo es no acabar entre los dos últimos puestos para no descender de categoría, mientras que España aspira a las máximas cotas.

Esa diferencia de metas se reflejó desde el inicio. Los españoles, liderados por un excelso Asier García, jugaron en la primera parte a un ritmo de récord ante una endeble escuadra rusa que bastante hacía con mantenerse a flote ante el recital de los pupilos de Óscar Trigo.

Los españoles adelantaban la defensa y presionaban insistentemente la salida del balón de los rusos, que se atragantaban una y otra vez con pérdidas que aprovechaban los de la Roja.

Con agresividad en defensa y placidez en el ataque, García hizo cuanto quiso y llegó al descanso casi con un triple doble (15 puntos, 8 rebotes y 11 asistencias) tras dar una lección de buena dirección de juego. Alejandro Zarzuela también destacó en la primera parte.

España ya ganaba por más de 10 puntos cuando no se habían jugado ni seis minutos (6-17) después de que García anotara en su segundo slalom hasta la cocina, momento en que el seleccionador ruso aprovechó para pedir un tiempo muerto. El partido prácticamente se rompió al acabar el primer cuarto a la luz del desnivel entre ambos equipos (9-25).

En el segundo cuarto cayeron dos triples, uno de Jordi Ruiz y otro de David Mouriz, y España elevó la renta al descanso hasta los 42 puntos (15-57) sin que encontrara rival sobre la cancha y con un 58% de acierto (por un 26% de los rusos, que cometieron 21 pérdidas de balón).

SEGUNDA PARTE

La segunda parte comenzó con un cambio de base. Agustín Alejos tomó el relevo de Asier García y también entró Fran Lara. El resto de jugadores poco habituales también pudieron disfrutar del partido después.

España bajó algo su intensidad en un tercer cuarto algo más desacertado en el ataque, no así en defensa, puesto que la ventaja superó los 50 puntos al concluir ese periodo (21-73).

Ese pequeño bajón se esfumó en el último cuarto, cuando España se gustó aún más al apretar el acelerador con un juego más veloz y al incrementar las canastas bajo el aro ruso, algo que fue una constante durante prácticamente todo el encuentro.

Dada la diferencia en el marcador, Trigo hizo debutar en este Europeo a Txema Avendaño, que aportó lo mejor de sí en los últimos minutos (Óscar Onrubia se estrenó en el primer cuarto). El electrónico reflejó al final 35-101 favorable a España, después de que Dmitry Sitnikov anotara un último triple lejano sobre la bocina.

En España rodaron todos los jugadores salvo Pablo Zarzuela, se se incorporó este sábado al equipo tras permanecer varias semanas de reposo por una escara.

"DEFENSA MUY DURA"

El seleccionador español, Óscar Trigo, manifestó a feddf.es al acabar el partido que el encuentro fue "a priori difícil por mantener la intensidad". "Sabíamos que Rusia es un equipo que no tiene muchas rotaciones y lo que generamos desde el principio fue mucha intensidad defensiva y mucha presión, sobre todo para no caer en el agobio de defender y atacar cinco contra cinco", apuntó.

"Hemos planteado una defensa muy dura en toda la pista para robar balones y jugar un baloncesto mucho más rápido de lo que ellos están acostumbrados. Ha sido un partido que nos sirve para rotar a jugadores, introducir a jugadores dentro de la competición y mentalizarnos de que ganamos desde la defensa", añadió.

Por su parte, Amadou Diallo, que fue el máximo anotador del partido al anotar 18 puntos en 25 minutos, dijo a feddf.es que el partido fue "importante" porque "teníamos que ganar como fuese".

"Hemos seguido en nuestra línea, con nuestro ADN de una defensa muy intensa. La defensa no bajó durante los 40 minutos y los quintetos que iban saliendo mantuvieron la intensidad. Ésa ha sido la clave del resultado", apostilló.


RUSIA 35 (9+6+6+14) Kochetkov (2), Sitnikov (17), Poslanichenko (4), Ermolinskii (2), Bondarenko (2) -cinco inicial- Gorodetskii (2), Lazarev (2), Kozhevnikov, Rakov, Laikov (6), Kamaliev y Khisamutdinov.

ESPAÑA 101 (25+32+16+28) Stix, Alejandro Zarzuela (12), Ruiz (14), García (15), Lorenzo (16) -cinco inicial- Lara, Diallo (18), Mouriz (14), Avendaño (8), Onrubia (2) y Alejos (2).

Nos gustaría colocar cookies en su ordenador para ayudarnos a hacer este sitio web mejor. Para obtener más información sobre las cookies, consulte nuestra política de privacidad. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information